Pantalla recomendada: 800 x 600 pixels

spain.gif (1123 bytes)français n'est pas activeenglish              

 

Manuel Talens

Pasión por la escritura

Manuel Talens nació en Granada en 1948. Estudió medicina, actividad que más tarde abandonaría por la literatura. Hasta la fecha ha publicado dos novelas, «La parábola de Carmen la Reina» (Cátedra-Versal), con la que se dio a conocer al público lector, e «Hijas de Eva» (Tusquets), y un libro de relatos, «Venganzas» (Tusquets), ambientado en la guerra civil española. Como traductor ha vertido al castellano numerosos textos semióticos, filosóficos, cinematográficos y narrativos de autores tales como Georges Simenon, Edith Wharton, Jim Grimsley, Donna Haraway, Paul Virilio, Christopher Norris o Groucho Marx. Colabora asiduamente como columnista en la edición valenciana del diario EL PAIS. En la actualidad está escribiendo la segunda parte de «Hijas de Eva».
Manuel Talens despliega un universo narrativo situado en los antípodas de la literatura «light», de leer y tirar, tan en boga en los últimos tiempos. Talens está considerado por la crítica como uno de los autores más sólidos de la actual novelística española en lengua castellana.

 

 

 

Recomendación Urbi et Orbe:

"Hijas de Eva", de Manuel Talens
 
"Hijas de Eva" de Manuel Talens
Editada por Tusquets
 

Manuel Talens (Granada, 1948) publicó su primera novela, La parábola de Carmen la Reina, de próxima reedición, a sus 44 años. Tardío y periférico, se ganó pronto el respeto de la crítica.

Talens pertenece a esa estirpe de escritores discretos y rigurosos, alejados de la pasarela y raramente huéspedes de las listas de más vendidos. Un autor a contracorriente. Es bastante significativo que, preguntado por parentescos entre los narradores de estos años, cite a José Giménez Corbatón, otro novelista de tan alta calidad como baja difusión. Comparten además otras afinidades, hasta el extremo de que, para su última novela, Hijas de Eva, Talens ha tomado algún escenario y algunos personajes de la hasta ahora única novela de Giménez Corbatón.

La acción de Hijas de Eva transcurre en la España de 1917, una España desaparecida y prácticamente olvidada. "Esa época es un buen semillero de historias, aunque también quiero ir contra esa tendencia tan moderna de pensar que el mundo empezó hace tres días".

Manuel Talens se considera un contador de historias ("ya sé que es un tópico, pero trato de imitar el estilo de mi abuela, magnífica contadora de cuentos") cuyo libro de cabecera es el Quijote, una influencia perpceptible en Hijas de Eva, novela que él enmarca en una triple tradición: el relato itinerante, la novela de iniciación y la picaresca y su derivación cervantina.

(Angel Vivas, Periódico El Mundo, 18 abril 1997)

_____________________
MAS ALUSIONES:

"Hijas de Eva es un hablar sin parar... un texto urdido y manejado con dominio por Talens". (EL PAÍS, 19 abril 1997)

"Manuel Talens ha logrado poblar cada una de las zonas del relato de seres que viven a través de sus recuerdos en una actividad frenética... Una novela tan divertida como brillante". (Joaquín Marco, ABC, Madrid, 2 mayo 1997)

"Talens arremete contra la Iglesia en un anticlericalismo sin recovecos, condenatorio para con aquellos que albergan bajo los pliegues del hábito o la sotana las credenciales para ventear los más bajos instintos". (Lale González, SEVILLA INFORMACIÓN, 16 mayo 1997)

"Todo le sirve a Manuel Talens para elaborar una divertida crónica picaresca: el género mismo, la novela itinerante, el documento histórico, los libros de viajes, la recuperación de tipos de comienzos de siglo... De ahí la originalidad de estas páginas, transformadas en un pintoresco centón de diversos géneros literarios". (TRIBUNA DE SALAMANCA, 31 mayo 1997)

"Es la novela Hijas de Eva la más asombrosa pretensión por narrar que podemos encontrar entre las últimas novedades; es, también, un auténtico rosario de historias que se organizan en torno a una narración principal... Los personajes de Talens viven su historia de una forma frenética". (Pedro M. Domene, DIARIO CÓRDOBA, 3 julio 1997)

"No hay tiempo para el respiro en este gran fresco de la época, en este retablo de las maravillas donde conviven los rezos y los juramentos, las pasiones y los romances, lo santo y lo profano, la religión y la superstición, la caridad y la picaresca, lo rural y lo urbano". (Salvador Alonso, IDEAL, Granada 26 julio 1997)

"De entre los muchos grandes caracteres literarios aquí trazados, y por encima aun de las sobresalientes dotes de comicidad que los diferentes episodios trazan, quien esto escribe considera que bastaría la historia y caracterización de Teodoro Antuña, el polifacético y hablador buhonero, para situar a Manuel Talens entre los grandes creadores de tipos literarios de nuestra literatura". (QUIMERA, sptiembre 1997)

"La novela es una sucesión torrenial e infatigable, bien compuesta, de anécdotas e historias intercaladas... bien urdida y barojianamente compuesta" (REVISTA DE LIBROS, Madrid, septiembre 1997)

"Este nuevo título está todavía por encima de buena parte de lo que nuestros narradores suelen presentar y merece atanción por su capacidad fabuladora y por la eficacia narrativa de su prosa". (EL MUNDO, 20 septiembre de 1997)

 

La parábola de Carmen la Reina (Editorial Cátedra-Versal)

"La riqueza idiomática, la abundancia de textos ajenos -los llamados intertextos‹ que se deslizan en la novela e incitan al rastreo y a la indagación, de igual modo que el complejísimo y minucioso trenzado de las diversas acciones y la mezcla de planos temporales, convertirán muy pronto esta novela en pasto de estudios y análisis variados. Los lectores que no se propongan ese objetivo recordarán, en cambio, una docena de tipos y escenas inolvidables creados y mantenidos con un envidiable pulso de narrador... Se trata de una novela para leer y releer. Talens ha creado un vasto mundo autónomo lleno de vida y con multitud de sentidos posibles: es el signo de las narraciones perdurables". (Ricardo Senabre, ABC, Madrid, 16 octubre 1992)

"La riqueza del lenguaje, la efervescencia imaginativa, el sentido del humor, la cordialidad, la cultura y el rigor de su empeño son elementos muy a tener en cuenta a la hora de fundar expectativas sobre un escritor que, ya desde su primer libro, revela múltiples capacidades y una encomiable autoexigencia". (Ignacio Echevarría, EL PAÍS, Madrid, 31 octubre 1992)

 "Un acontecimiento literario de primer orden". (E. Salanova, EL COMERCIO, Gijón, 2 noviembre 1992)

 "Prosa viva y exuberante... un primer paso firme para su autor y una buena noticia literaria". (Manuel Vidal, IDEAL, Granada, 28 noviembre 1992)

 "Consumado novelista". Iñaki Esteban, EL CORREO ESPAÑOL-EL PUEBLO VASCO, 2 diciembre 1992)

 "Excelentísima primera novela... novela total". (Santos Sanz Villanueva, DIARIO 16, Madrid 10 diciembre 1992)

 "A Manuel Talens (Granada 1948) puede deberse el que todos, filólogos, críticos y lectores, reescribamos sobre los márgenes de esta su primera novela una nueva visión de la narrativa española de fin de siglo." (José F. Ruiz Casanova, EL OBSERVADOR, Barcelona, 14 enero 1993)

 "Un volcán narrativo". (Leopoldo Sánchezz Torre, LA NUEVA ESPAÑA, Ovidedo, 22 enero 1993)

 "No creo exagerado afirmar que la novela de Talens es la mejor de las publicadas en España en muchos años... Un estilo cuya plasticidad y fuerza son sencillamente sobrecogedores". (José María Pozuelo, LEVANTE, Valencia, 30 abril 1993)

"Nada sublime queda en pie tras la tabla rasa de Manuel Talens". (Moisés Mori, EL MUNDO, Castilla y León, 22 mayo 1993)

 "Una novela plástica, original, que en muchos fragmentos provocará un verdadero deslumbramiento en el lector". (Nicolás Miñambres, EL NORTE DE CASTILLA, 22 mayo 1993)

 ______________________________________________________________________

 

  Venganzas, de Manuel Talens

Venganzas (Editorial Tusquets)

 "Escritor sumamente original, desligado de cualquier falsilla al uso, fiel tan sólo a su propio criterio literario". (Darío Villanueva, ABC, Madrid, 28 octubre 1994)

 "Lenguaje sólido, culto, preciso... El pulso narrativo de Talens se mantiene firme". (Mariano Arias, LA NUEVA ESPAÑA)

 "Pocas veces la literatura española de los últimos años ha subido a tan alta cima". (LA OPINIÓN, Murcia, 7 noviembre 1994)

 "No podemos entrar aquí siquiera en una mínima descripción de los relatos que nos ofrece este volumen, digamos, no obstante que, pese a algún probable exceso, casi todos son contundentes, logrados, algunos verdaderamente de antología, como el titulado Resurrección de la carne". (Ramón Sánchez Lizarralde, EL MUNDO, 19 noviembre 1994)

 "Así renueva el autor su particular desquite: entrecruzando, en un relato tras otro, sonrisas, carcajadas, sangre, memoria, amargura y talento literario". (María José Obiol, EL PAÍS,19 noviembre 1994)

 "Pocas veces he leído tan juntas las cercanías cómplices del poder político y militar con el de la Iglesia. Y aún en menos ocasiones he asistido a un despedazamiento tan vitriólico de esas cercanías". (Alfons Cervera, LEVANTE, Valencia, 25 noviembre 1994)

 "Un gran libro de relatos...adapta muy bien la voz narrativa al decoro de cada personaje, haciéndolos verosímiles y creíbles, a pesar del deliberado uso de elementos fantásticos". (Jordi Gracia, EL PERIÓDICO, Barcelona, 3 diciembre 1994)

 "Doce magníficos relatos... Un nombre con el que contar a partir de ahora y un libro de gratísima lectura". (Angel G. Galiano, RESEÑA, febrero 1995)

 "Un humor a veces llano, a veces escatológico, merodea por estas páginas; Talens no intenta desde ellas la vía panfletaria, sino un verdadero aguafuerte de su tierra, que incluye frescura, gracia y sinceridad" (Gabriel Sánchez Sorondo, LA PRENSA, Buenos Aires, 11 junio 1995)

 "En un ambiente asfixiante por la represión ideológica y la preeminencia religiosa, emerge la venganza múltiple y expandida en direcciones tan variadas como lo son los relatos, sus estilos y protagonistas: sed de venganza, venganza contra el otro, venganza del destino, venganza de los vencedores". (Susana Cella, PRIMER PLANO, Buenos Aires 16 julio 1995)

Ahora puedes leer la colección de artículos
escritos por Manuel Talens en el Diario El País

¡El plano de la casa, miau!o ir a otra habitación de la casa de Abbé Nozal...

En este caso, cógele el plano a la gata Susa, que te ha seguido hasta aquí precísamente para ofrecértelo.

-

   por aquí regresas a la Sala de Estar

Web site diseñada y elaborada por Nozal © Copyright 1996/2000. Derechos reservados. E-Mail: cartas@nozal.com